Todos somos  consientes de que beber suficiente agua es una necesidad del ser humano. Diariamente tomamos agua de diferentes fuentes, agua de la llave, agua embotellada, agua filtrada, etc. Nadie duda que el agua es fundamental para la vida pero, alguna vez has pensado ¿que calidad tiene realmente el agua que consumimos?.

Estudios recientes revelan que el agua embotellada es la que más se consume diariamente. La rentabilidad de sus empaques y la fácil distribución hacen que sea la más exequible. Sin embargo el agua embotellada puede traer graves consecuencias

En primer lugar varios estudios han demostrado que la mayoría de embaces de plástico contienen micro plásticos que podríamos estar tomando diariamente. Además reutilizar los envases plásticos para beber agua de manera repetida puede provocar que diversas sustancias químicas se liberen por las fisuras que se generan con su continuo uso, según un estudio de la Universidad Católica Australiana.

 

Aquí mencionamos 5 razones por las cuales no recomendamos tomar agua en botellas de plástico.

  1. De acuerdo con un estudio publicado en la revista PLoS ONE, los diversos tipos de plásticos contienen productos químicos disruptores endócrinos. Lo cual se relaciona con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama, ovario, útero, tiroides y próstata.
  1. Un estudio publicado en la revista Consumer muestra la presencia residuos de ftalatos en botellas de PET, uno de los plásticos más usados en la industria del agua embotellada. Los ftalatos afectan negativamente  la salud cuando se encuentran a partir de ciertas cantidades, ya que, entre otras cosas, pueden actuar como disruptores endocrinos, provocando un efecto estrogénico, es decir, comportándose como hormonas femeninas.
  1. La congelación de las botellas de plástico puede liberar dioxinas cancerígenas en el agua, según una investigación de la Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health.
  1. Cuando abrimos una botella de agua, su interior puede contaminarse con distintos tipos de microorganismos como bacterias y hongos. Estos pueden proceder de distintas fuentes, como nuestra boca (si bebemos directamente a través del envase de plástico) o el ambiente.
  1. Dejar las botellas de agua expuestas a sol o a altas temperaturas pueden generar una mayor concentración de antimonio. Este es un químico empleado como catalizador para fabricar botellas PET que, en elevadas cantidades, puede ser tóxico y se ha relacionado con un aumento en el riesgo cardiovascular, además de que también se considera un agente cancerígeno.

Conclusión:

Además de los anteriores riesgos, de acuerdo con The Official Journal of the American Society for Reproductive Medicine, otro de los compuestos químicos, el Bisfenol A (BPA) de las botellas de plástico se ha vinculado con anormalidades reproductivas, como una mayor afectación en el semen, además de ser agente para el desarrollo de diabetes y obesidad.

En Alkanatur nos preocupamos por  la calidad de agua que tomas, es por esto que nuestros productos cuentan con estudios que los certifican libres de disruptores endocrinos, BAP, ftalatos y otros que podrás ver en este link: https://www.alkanatur.cl/certificaciones/

A %d blogueros les gusta esto: