fbpx

Alkanatur Drops, primera jarra purificadora de agua con UNE 149101:2015* analizada en el prestigioso laboratorio Oliver Rodés

Son diversas fuentes, medios y redes sociales las que atacan a las jarras filtradoras y alcalinizadoras poniendo en duda su capacidad para eliminar sustancias del agua de la llave. 

Desde Alkanatur hemos querido desmontar este argumento con un análisis al detalle en el prestigioso laboratorio del Dr. Oliver Rodés sobre el agua que resulta de nuestros filtros Alkanatur Drops, siendo nuestra jarra la primera del mercado con un CERTIFICADO DE CUMPLIMIENTO DE ENSAYOS NORMA UNE 149101:2015* (Ver certificado aquí).

El agua en la mayoría de las grandes ciudades, el agua es potable y apta para bebe ya que “está suficientemente controlada y es segura y adecuada para toda la familia.” En Alkanatur somos conscientes de la excelente calidad del agua de nuestro país y los exigentes controles a los que esta es  sometida para hacerla potable. El cloro es uno de los mejores aliados para evitar intoxicaciones y dejar un agua apta para el consumo humano, pero este elemento no deja de ser un químico, un tóxico para nuestro organismo.

El agua de la llave no sólo contiene cloro, sino también metales pesados, pesticidas, trihalometanos, nitratos, microplásticos y otros tóxicos que con una ingesta puntual de una pequeña cantidad no supondría un riesgo para nuestra salud pero sí que en un medio-largo plazo con un consumo medio de 2 litros de agua al día, podrían acarrear algunas consecuencias en nuestra salud. Sobre todo en ciudades del norte de Chile en donde el agua presenta una gran gama de metales pesados. 

En el análisis citado anteriormente podemos observar cómo los filtros de la jarra Alkanatur Drops eliminan en cantidades muy relevantes la presencia de determinadas sustancias en el agua de, como antimonio, arsénico, benceno, cobre, nitrato, nitrito, diversos plaguicidas, plomo, selenio, trihalometanos, aluminio, amonio, cloro, hierro, entre otros.

Alkanatur agua alcalina de calidad

¿Y acerca del agua dura? 

 

Diversas marcas convencionales fundamentan su discurso en que las aguas duras son perjudiciales para la salud, ¿pero por qué? ¿Con qué base científica? 

Aquellas llamadas “aguas duras” o “aguas con cal” en nuestro país son aquellas de las cuales su mineralización es mayor, es decir, tienen más cantidad de minerales (calcio, magnesio, potasio) que en otras zonas donde el agua es “blanda” o que las aguas embotelladas de baja mineralización.  

Las jarras convencionales incluyen en sus filtros dos elementos:

1-Carbón activado de coco (sintético), que elimina el cloro. 

2- Resinas de intercambio iónico, que actúan sobre la dureza del agua. 

Muchos consumidores ignoran por completo el concepto “resina de intercambio iónico”, pero una rápida búsqueda por Internet les abriría los ojos. 

Las resinas de intercambio iónico son unas esferas de gel sintéticas, derivadas del petróleo (benceno y estireno) que intercambian los iones particulares por otros iones. 

Estas marcas, muchas de ellas multinacionales, defienden el uso de este tipo de elementos químicos en sus filtros alegando que no migran su toxicidad al agua, pero nosotros lo ponemos en duda. De la misma manera que sí migran los microplásticos de los envases del agua embotellada.

Se sabe y es causa de muchas enfermedades que gran parte de la población chilena no alcanza las recomendaciones de ingesta de calcio, magnesio y vitamina D.

El agua en su estado más puro y natural contiene minerales. Estos minerales son nutrientes necesarios que ayudan a nuestro organismo a realizar sus funciones, incluyendo el mantenimiento y el correcto funcionamiento de los huesos, el corazón y el cerebro, ¿por qué eliminarlos del agua mediante un proceso químico?

Los filtros Alkanatur Drops son los más ecológicos que puedas encontrar en el mercado. Solo contienen carbón vegetal de coco de origen natural y magnesio 100% biodisponible. ¿Y nuestro plástico? El más responsable, serio y certificado.

La mayoría de jarras convencionales certifican la carencia de BPA en sus plásticos, pero ¿y el resto de disruptores endocrinos?

El plástico de nuestra jarra y filtros no contiene ningún tóxico. 100% libre de disruptores endocrinos y certificado por el Dr. Nicolás Olea  en el Instituto de Investigación Biosanitaria (IBS) perteneciente a la Universidad de Granada. Puedes consultar aquí el certificado (ver certificado)

Visita nuestro Blog

A %d blogueros les gusta esto: