El apio, una poderosa planta alcalina que nos trae más beneficios de lo que imaginamos.

 En primer lugar podemos encontrar que las hojas de apio tienen un alto contenido en vitamina A (un potente anti-acidificante). Por otro lado sus tallos son una excelente fuente de vitaminas B1, B2, B6 y C . Además son ricas en potasio, ácido fólico, calcio, magnesio, hierro, fósforo, sodio y multitud de aminoácidos.

Mientras que muchos alimentos pierden sus propiedades al ser cocinados, la mayoría de compuestos del apio soportan bien este proceso.

Beneficios:

El apio se ha asociado siempre con la disminución de la presión arterial.Cuando se combina con otros zumos alcalinizantes, proporciona una fórmula diferente que ayuda a hacer frente a otras condiciones acidificantes.

Los importantes minerales que contiene este zumo milagroso equilibran eficazmente el pH de la sangre, neutralizando la acidez.

El zumo de apio actúa como un perfecto tónico recuperador tras los entrenamientos, reponiendo electrolitos e hidratando el cuerpo gracias a sus ricos y alcalinizantes minerales.

Se ha demostrado que este modesto y pálido zumoreduce efectiva y considerablemente el colesterol total y el colesterol LDL (malo) disminuyendo los ácidos metabólicos .

El efecto laxante natural del apio ayuda a aliviar el estreñimiento.También relaja los nervios que han sido saturados por laxantes artificiales.

Cuando hace mucho calor, bebe un vaso de zumo de apio tres veces al día. Esto ayudará magníficamente a normalizar la temperatura corporal reduciendo los ácidos metabólicos y de la dieta.

El potasio y el sodio del zumo de apioayudan a regular los fluidos corporales y a estimular la producción de orina, ayudando así a librarnos del exceso de fluidos acidificantes.

El poliacetileno presente en el apio es un estupendo alivio para todos los ácidos que causan inflamaciones de artritis reumatoide, osteoartritis, gota, asma y bronquitis.

Además:

El apio favorece un funcionamiento saludable de los riñones ayudando a eliminar los ácidos tóxicos del cuerpo. Además también previene la formación de piedras en los riñones.

Beber zumo de apio a diario durante una semana reduce considerablemente la presión arterial, ya que disminuye los ácidos metabólicos. Un compuesto llamado phtalides ayuda a relajar los músculos de alrededor de las arterias, dilatando los vasos sanguíneos y permitiendo a la sangre circular con normalidad. 👉 Para que sea efectivo, bebe zumo de apio durante una semana y haz un descanso de tres, y vuelve a comenzar.

Los minerales orgánicos y alcalinos del zumo de apio tienen un efecto calmante en el sistema nervioso.

Bebe zumo de apio a menudo durante el día, te ayudará a controlar tu ansiedad por los dulces y la comida apetitosa.

El efecto diuréticodel apio también ayuda a deshacer y eliminar la acidez urinaria y las piedras de las vesículas biliares.

En fin , el apio es una de las plantas que te ayudarán a tener un PH balanceado y una dieta alcalina y saludable.

A %d blogueros les gusta esto: