La Curcuma Longa es una planta de la misma familia que el jengibre, originaria del suroeste de la India. Es famosa por su rizoma de color anaranjado, del que se extrae la preciada especia conocida también como Cúrcuma. Es famosa por su aroma y por el color amarillo intenso que aporta a los platos, pero sobre todo es muy valiosa por sus numerosas propiedades y beneficios para la salud.

Por todas estas propiedaders y atributos, la Cúrcuma es conocida como la “reina de las especias”, también llamada Oro indio y Turmérico. Desde hace más de 4.000 años se ha venido empleando en por sus potentes propiedades medicinales. Los fitoquímicos de la contiene, como son el borneol, turmenona, el ácido cafeico y sobre todo la curcumina, le otorgan excelentes propiedadesantiinflamatorias, antioxidantes y anticancerígenas.

Propiedades y beneficios de la Cúrcuma

Las propiedades beneficiosas de la Cúrcuma se deben en gran parte a la presencia de curcuminoides, que son polifenoles liposolubles. Entre ellos destaca la Curcumina, que posee muchas propiedades fisiológicas. Existen numerosos estudios científicos que respaldan las propiedades y efectos medicinales de la Cúrcuma, que ya eran conocidas desde la antigüedad y se empleaban en la Medicina Tradicional China e Hindú.

Protector Hepático

La curcumina aumenta el contenido de glutatión, un tripéptido importantísimo en el cuerpo humano, conocido como el “antioxidante maestro”. El glutatión contribuye a las funciones del hígado y favorece la producción de bilis, ayudando al tratamiento de la ictericia. La cúrcuma es un excelente tónico hepático y biliar que protege las funciones del hígado, favoreciendo el drenaje. Según investigaciones recientes permite eliminar piedras biliares (colecistocinética). Desactiva compuestos perjudiciales con efectos dañinos tales como drogas y toxinas.

Antioxidante

El aumento de glutatión tiene un efecto antioxidante, influyendo sobre las enzimas relacionadas con los procesos Redox que neutralizan los radicales libres. También alarga la vida de las Vitaminas C y E, que son antioxidantes exógenos.

Antiinflamatorio

La curcumina tiene un potente efecto antiinflamatorio. Reduce el dolor, la inflamación y la rigidez de las articulaciones. Alivia problemas inflamatorios relacionados con esclerosis múltiple, artritis reumatoide y psoriasis, y combate la inflamación intestinal.

Protector Gastrointestinal

La curcumina desempeña una función primordial en la protección gastrointestinal. Es un anti-ácido natural que actúa de forma muy efectiva contra la acidez estomacal y la gastritis. Aumenta la producción de mucosa y protege las paredes del estómago. También estimula el flujo biliar hacia el intestino, mejorando la digestión de las grasas.

Anticancerígeno, Antimicrobiano y Antifúngico

La curcumina inhibe el crecimiento de bacterias patógenas, virus y hongos, como las Cándidas. Además, la curcumina tiene propiedades anticancerígenas demostradas. El glutatión favorece la producción de Células NK, también conocidas como células asesinas, que ayudan al sistema imunológico a destruir células cancerígenas o infectadas por virus. La curcumina inhibe la proteína ciclooxigenasa-2, relacionada con ciertos tipos de cáncer. También es un protector del ADN e inhibidor del cáncer de piel, melanoma y cáncer de mama.

Ir a nuestro BLOG

 

 

A %d blogueros les gusta esto: