Para iniciarse en la dieta alcalina, Rosa López Monís, bióloga molecular y nutricionista nos recomienda  “empezar con una dieta de eliminación, es decir eliminando los alimentos más acidificantes para nuestro cuerpo, el azúcar blanco refinado no nos aporta ni minerales, ni vitaminas, es decir son calorías vacías que lo único que hacen es robar calcio a los huesos y otros minerales alcalinizantes que va a necesitar para su metabolización”.

El cuerpo tiene muchas formas de mantener este equilibrio constante, ya que no todo en el cuerpo es alcalino. Nuestro estómago por ejemplo, tiene un pH más ácido. Sin embargo si no estamos equilibrados este puede robar minerales de nuestro organismo, provocando fallos en el sistema y produciendo problemas de salud como acidez, psoriasis, problemas de piel o retención de líquidos.

En conclusión, comenzar una dieta alcalina es una buena forma de mejorar nuestro estilo de vida equilibrando el pH de nuestro cuerpo, eliminando residuos ácidos y protegiendo nuestro organismo ante agentes patógenos. Si deseas conocer el pH que tienes puedes realizar la prueba por la mañana antes de desayunar utilizando nuestras tiras reactivas. 

(*) ADVERTENCIA: Basados en la información científica disponible. Las menciones no han sido evaluadas por EFSA. Con nuestra agua no se tiene la intención de diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.