fbpx

INTRODUCCIÓN

En el siguiente artículo podrán ver las conclusiones de un estudio realizado sobre el agua alcalina en la universidad de Almería, España, solicitado por Alkanatur.

Alkanatur está sometiendo su jarra de agua a diversos estudios científicos y clínicos para poder demostrar que todo lo que comunicamos tiene respaldos universitarios, científicos y clínicos, pues lo que nos interesa es la salud de quienes toman de nuestra agua.

Se han llevado a cabo diversos ensayos automatizados de valoración acido-base a partir de 3 muestras de aguas diferentes: agua ultra-destilada, y dos aguas minerales típicas de los super mercados en España: aguas minerales Neval y Lanjarón, filtradas con la jarra de agua alcalina Alkanatur.

METODOLOGÍA

Se llevó a cabo diversas mediciones, antes y después de pasar las aguas antes mencionadas por la jarra Alkanatur, midiéndose los siguientes parámetros: ORP (mV), Capacidad Amortiguadora (M), pH, pKa y V (ml) neutralización HCI 0,1M.

Los resultados obtenidos se pueden ver en la siguiente tabla (tabla N°1)

Tabla 1. CAPACIDADES AMORTIGUADORA Y NEUTRALIZANTE DE ACIDEZ.

Valores comparativos de tres muestras de agua antes (control) y después de su paso por el filtro Alkanatur. (Desviación Estándar o DS estimada a partir de 2 repeticiones. NA = no se neutralizó por situarse el valor de partida pH <7).

Leyenda:

ORP = potencial de oxido-reducción en milivoltios. Capacidad amortiguadora o tampón = cantidad de ácido clorhídrico necesaria para bajar el pH en una unidad, medida en moles de ácido clorhídrico por litro de agua. pKa = fortaleza relativa de un ácido. Volumen de neutralización = cantidad de ácido clorhídrico 0,1M necesarios para bajar el pH de agua alcalinizada hasta neutralidad medido en mililitros. El volumen de referencia empleado en la tabla anterior son 20 ml. DS = desviación estándar.

RESULTADOS GRÁFICOS

Se presentan en figuras los valores de los parámetros principales antes y después del tratamiento Alkanatur, para los tres tipos de agua:

Figura 1:

El gráfico representa el pH de tres tipos de agua antes y tras pasar por la jarra Alkanatur. Se observa que partiendo de aguas minerales ligeramente ácidas (pH 6) el agua se alcalinizó tras pasar por la jarra hasta un pH básico superior a 9 en las tres muestras.

Figura 2:

El gráfico representa el pKa de tres tipo de agua antes y tras pasar por la jarra Alkanatur. Se observa que a medida que el pKa aumenta, la fuerza ácida decrece y aumenta la fuerza básica o alcalinizante de la disolución. Un ácido será más fuerte cuanto menor es su pKa y en una base ocurre al revés, que es más fuerte cuanto mayor es su pKa. En los tres casos, al pasar el agua por la jarra Alkanatur, el pKa del agua aumenta y por tanto su fortaleza alcalinizante.  Ante cambios pequeños de pKa se asocian a grandes cambios de la constante de disociación Ka. Nota: pKa expresa la fortaleza relativa de un ácido.

Figura 3:

El gráfico representa los moles de HCl necesarios para bajar una unidad de pH en un litro de agua, antes y tras pasar por la jarra Alkanatur.

 

Se observa que en las tres muestras de agua este parámetro se situó en valor de 3,4 milimoles de ácido clorhídrico (HCl) por litro de agua, en el caso del agua Lanjarón (3,3 en Neval) Este valor supone un aumento de la capacidad amortiguadora de 4,2 veces (3,6 en Neval) respecto de la de las muestras de agua mineral original. Cada mol de HCl equivale a 36,46 g, por lo que 0.3 mM equivalen a 10.9 mg neutralizados por cada unidad de pH bajado y por litro.

NOTA. Capacidad amortiguadora es la cantidad de HCl que es capaz de neutralizar una sustancia sufriendo un desplazamiento de pH de una unidad.

Figura 4:

El gráfico representa el volumen de HCl necesario para neutralizar el pH de un volumen de 20 ml agua, antes y tras pasar por la jarra Alkanatur. Se observa que el parámetro se situó en unos 1,3 ml de HCl 0,1M neutralizado por cada 20 ml de agua alcalinizada, equivalente a unos 13 ml de ácido a esa concentración neutralizados por cada 200 ml de agua alcalinizada (un vaso de agua aproximadamente). NOTA. Capacidad neutralizante, definido como la cantidad de ácido necesario para llevar un volumen determinado de agua alcalina hasta un pH neutro de 7.

Figura 5:

El gráfico representa el potencial redox de tres tipos de agua, antes y tras pasar por la jarra Alkanatur.

Se observa

 

ORP (potencial redox). Potencial de oxido-reducción medido en milivoltios (mV). Los valores negativos implican mayor potencial antioxidante o reductor. Las muestras pasaron de presentar valores positivos (oxidantes) hasta valores muy negativos (reductores) tras el paso por la jarra. Esto indica una intensa capacidad reductora y antioxidante del agua tratada por la jarra.

 

Hidrógeno molecular (H2) (datos no mostrados). Partiendo de valores nulos en las muestras, se alcanzó una concentración de 0.3 ppm H2 en el momento del tratamiento. La generación de H2 gaseoso es la responsable de la caída del potencial redox ORP hasta valores negativos antioxidantes o reductores.

 

CONCLUSIONES

Según información proporcionada por Alkanatur, los filtros de la jarra ponen en contacto el agua con magnesio metálico (Mg) entre otros, de modo que se supone que el proceso alcalinizante se genera a partir de hidrólisis del agua por el magnesio (Mg), según las ecuaciones siguientes:

Esta reacción explicaría los cambios en los parámetros mostrados en la Tabla 1. Se produce la hidrólisis del agua por contacto con magnesio metálico, formándose una base (hidróxido magnésico) responsable de la alcalinización del agua (subida de pH). La alcalinización del agua se lleva a cabo por la lenta solubilización del hidróxido de magnesio provocando una mayor fortaleza básica de la solución (medida por la mayor pKa). A su vez se libera hidrógeno molecular en forma gaseosa, un gas reductor, que es el responsable de la caída del ORP hasta niveles muy negativos y por tanto incremento considerable en el potencial reductor o antioxidante del agua.

 

 

 

El hidróxido de magnesio tiene la propiedad ser una base débil y de disociación lenta ante la demanda de ácido presente, en comparación con otros hidróxidos y el bicarbonato sódico (bases fuertes, con pKa bajos), lo que permite un efecto amortiguador de la acidez más sostenido durante la aportación de ácido.

 

Para ver los anexos del estudio y el análisis completo, pueden verlo haciendo clic aquí: PDF.

Ir a nuestro BLOG

A %d blogueros les gusta esto: