fbpx

Origen

Las semillas de chia son nativas de México, y las culturas mayas y aztecas las consumían como un superalimento muy energético además cuentan con beneficios nutricionales, ya que son uno de los alimentos más ricos en ácidos grasos omega 3, una de las fuentes vegetales con más omega 3 sin duda. Chía es una palabra de origen maya, perteneciente a la familia de la menta, que significa fuerza, además de sus ácidos grasos esenciales están repletas de vitaminas, minerales que ayudan a nuestro cuerpo a combatir las grasas y nos proporcionan muchos beneficios. Para los celíacos comentaros que no contienen gluten. Su sabor es suave recordando al de las nueces

Es una fuente equilibrada de ácidos grasos: Omega-3, Omega-6 y Omega 9, contienen proteínas, fibra dietética, antioxidantes, y son buenas fuentes de hierro, calcio y potasio; así como de magnesio, fósforo, manganeso y zinc.

Usos

El aceite de chía es perfecto para aquellas personas que buscan una fuente de ácidos grasos omega, esenciales para la salud y el bienestar, que no provenga del pescado. Un análisis de laboratorio indica que es posible que el aceite de chía tenga una concentración más alta de grasas esenciales que el aceite de linaza, por lo general considerado como la mejor fuente vegetal de ácidos grasos Omega-3. Las semillas contienen una alta cantidad de fibra, aproximadamente unos 3 gramos por cada cucharada sopera de semillas; contienen todos los aminoácidos esenciales, a excepción de taurina, y tienen el doble de proteínas que el resto de semillas.

La semillas de chía tienen la excelente facultad de acelerar el metabolismo, y con ello, quemar las grasas situadas en la cintura y el abdomen. Además hemos de sumarle su gran aporte en calcio, el cual nos ayuda a digerir las grasas que hayamos consumido en el día. La Chía nos ayuda en especial a obtener un vientre plano.

La Chía es también un excelente regulador del intestino, por su riqueza en mucílagos. Dispone de un alto contenido en fibra regulando el intestino perezoso. Pero eso sí, es indispensable que bebemos 2 litros de agua al día.

Según un estudio de la Universidad de Ohio en los Estados Unidos, las semillas de chía nos ayudan a combatir la ansiedad, es un relajante muy efectivo y recomendado por los nutricionistas para el estrés y la ansiedad.

Semillas de chía en agua

Tienen grandes propiedades hidrofílicas, es decir que tienen afinidad con el agua, por lo que ayudan a regular el equilibrio de electrolitos y mantener el organismo bien hidratado; las semillas de chía pueden absorber hasta doce veces su peso en agua con lo que nos ayudan a estar más hidratados

Si se añaden las semillas de chía al agua, se crea un gel que retarda la digestión de los carbohidratos y su conversión en azúcar, lo que ayuda a regular el azúcar en la sangre y limpiar el tracto digestivo, proporcionando una sensación de saciedad que puede ayudar a perder peso. Ideal para personas con diabetes. Estas semillas se digieren más lentamente que otros carbohidratos, es por lo que son beneficiosas para los diabéticos, porque ayudan a regular los niveles de azúcar en sangre.

En los deportistas, las semillas de Chía resultan beneficiosas, porque ayudan a aumentar los niveles de energía, y a mantener al atleta hidratado durante largos períodos; mejorando la resistencia.

La chía es una de estas semillas que nos valen para todo. Es una fuente de antioxidantes por su riqueza en ácidos fenólicos e isoflavonas, indicada en cáncer de colon, problemas articulares, de piel, osteoporosis por su riqueza no solo en calcio sino en manganeso, es esta riqueza en manganeso lo que la hace muy interesante para problemas tiroideos ya que participa en la síntesis de tiroxina, principal hormona tiroidea, ideal para tratamientos de rejuvenecimiento o dietas antiaging… En definitiva un súper alimento, que debemos incluir en la dieta sin duda alguna. Permitido para todos nuestros pacientes sin excepción.

Ir a nuestro BLOG

A %d blogueros les gusta esto: