La nutricionista experta en nutrición del Adulto Mayor y nutrición Naturopática, nos cuenta los beneficios del agua purificada y alcalina, para los distintos tratamientos que utiliza con sus pacientes. “Mientras menos toxinas tenga el agua, va a funcionar mejor como protector frente a lo que mis pacientes necesiten”, comenta.

Marisol Martinez es nutricionista y estudió en la Universidad Finisterre. Tiene un diplomado en nutrición del Adulto Mayor y actualmente está cursando su segundo diplomado en nutrición Naturopática. “Es más que nada entender el por qué y el para qué de la alimentación”, explica la experta. 

La profesional aborda la nutrición desde un enfoque más integral, no solo desde la alimentación, sino que se preocupa de los hábitos de vida, la actividad física, el estado emocional, físico y mental de sus pacientes. 

¿Con qué tipos de pacientes te toca tratar?

– Veo de todo. Pacientes vegetarianos, veganos, celíacos, con alergias múltiples, con alergias raras, que sufren de colon irritable, que tienen cáncer, con enfermedades autoinmunes, con enfermedades crónicas, entre muchas otras cosas. 

¿Recomiendas el agua alcalina para tus pacientes?

– Siempre recomiendo consumir agua alcalina, sobre todo cuando los pacientes pueden costearlo, ya que tiene muchos beneficios. Reduce el nivel de acidez en el estómago, porque es un agua que no tiene tanta carga de minerales, los tiene pero en menor cantidad. Por lo que no va a generar un efecto de inflamación y no te va a generar alteraciones como el reflujo o el meteorismo a nivel intestinal. 

Pero el agua no es mágica, hay que complementarla con hábitos de vida y alimentación. 

¿Qué tan importante es el agua alcalina y purificada en el tratamiento nutricional?

– Mientras menos toxinas tenga el agua, va a funcionar mejor como protector frente a lo que ellos necesitan, entonces lo voy viendo según lo va necesitando cada persona. En este caso, si tengo una persona que es autoinmune que sí o sí necesita algo más específico, entonces voy a impulsar más este tipo de producto

 Va a beneficiar su salud, a mejorar su calidad de vida, lo va a mantener bien hidratado. Así evitará los componentes del agua de la llave, que son dañinos y que tienen repercusiones a corto y largo plazo. 

 

Estamos saliendo de la primavera, en donde rondan muchas alergias y estamos pasando al verano, en donde debemos preocuparnos de hidratarnos más. ¿Qué consejos recomiendas?

– El agua purificada es salud y es vida. Si eres más alérgico y eres sensible a la exposición del agua de la llave, claramente recomiendo utilizar el agua purificada. Va a ser una buena herramienta, más efectiva. Ahora, si te cuesta tomar agua, puedes agregar rodajas de fruta o alguna hierba.

¿Hay que tomar mínimo 2 litros de agua al día?

– No suelo recomendar eso de tomar 2 litros de agua al día, porque hay gente que necesita más y otras que necesitan menos. Si usted quiere saber la cantidad de agua que necesita consumir, va a depender de su composición corporal, de su sexo, de su genética, entre otras cosas. 

Así uno puede hacer un manejo mucho más personalizado porque todavía vivimos en una sociedad en donde la nutrición tiene que ser estándar e igual para todos y no es así. Tenemos que ser seres individuales, únicos e irrepetibles. 

Entonces, ¿cuál sería el llamado de atención?

– El agua es vida. Una persona puede dejar de comer, pero de tomar agua no puede, porque si lo hace durante tres días, esa persona se puede morir. Por eso yo digo que el agua es vida. Entonces si usted se quiere sentir más vital, con energía, con ánimo, tiene que mantenerse hidratado. 

¿Qué nos puede motivaar a adquirir estos hábitos? 

– Cuando uno hace estos pequeños cambios, es netamente por uno y para uno. Es un tema de autocuidado y de amor propio. Los cambios no son de la noche a la mañana, son paulatinos y se deben ir trabajando día a día. 

Es lo que yo les digo a mis pacientes, cuando yo hago la pauta nutricional y trabajo con ellos, yo también estoy trabajando con mis hábitos. Entonces el hábito lo estamos haciendo en conjunto. Es un compromiso que uno tiene con uno mismo. 

Después de conversar con la nutricionista Marisol Martínez, podemos entender la importancia de desarrollar buenos hábitos de hidratación. Al tener consciencia del consumo de agua que ingerimos día a día y de cómo es la calidad de esta,  podremos optar por tener una mejor salud y estilo de vida, sea cual sea nuestra condición. 

Despues de leer nuestro blog

¿Quieres conocer más acerca de nuestros productos?

A %d blogueros les gusta esto: