¿Que es el agua alcalina?

 

Nuestro cuerpo funciona mejor cuando se encuentra en equilibrio. Ni muy ácido ni muy alcalino.

Con el actual estilo de vida que lleva la mayoría de la población (que incluye una mala alimentación, sedentarismo, estrés, contaminación ambiental), nos hemos vuelto excesivamente ácidos. Y tal como lo dijo el Dr. Ottoo Warburg (premio nobel de medicina en 1931), un ambiente celular acidificado es pobre en oxígeno y por ende favorece los procesos cancerígenos.

Ninguna enfermedad, incluida el cáncer, puede sobrevivir en un entorno alcalino” Dr. Otto Warburg.

Debemos recordar que nuestro cuerpo está compuesto por un 70% de agua y es de vital importancia mantenernos hidratados. Si cambiamos esa agua cada día, las células, fluidos y órganos estarán más limpios porque los ayudará a eliminar las sustancias de desecho.

Beber agua alcalina de forma habitual nos ayuda a mantener un equilibrio, facilitando que el cuerpo realice su función de eliminar los desechos.

¿Qué es el pH?

 

Para entender lo que es el agua alcalina,  primero nos referiremos al concepto de pH.

La sigla “pH” significa potencial de hidrogeniones e indica la concentración de iones de hidronio presente en determinadas soluciones. Éste término fue acuñado por el químico danés Søren Peter Lauritz Sørensen y en el año 1909 lo define como el opuesto del logaritmo en base de 10 de la actividad de iones de hidrógeno. Ésta escala logarítmica va del número 0 al número 14. El número 7 se considera como valor neutro. Un valor bajo 7 se considera ácido y los valores superiores a 7 se consideran alcalinos. Por lo tanto es una medida de acidez o alcalinidad de una solución.

El agua alcalina es aquella que tiene un pH por encima del valor 7 en esta escala logarítmica. A mayor valor de pH, tendrá mayor capacidad de alcalinidad. Por lo que para poder obtener los beneficios de beber agua alcalina, ésta debe tener un pH sobre 7, idealmente entre 8 y 9.5 para mantener el pH ligeramente alcalino del organismo.

 

El filtro de la Jarra Alkanatur, realiza un proceso de alcalinización (en este caso un filtro con ionizados con minerales alcalinizantes como calcio, potasio y magnesio) obteniendo un agua con un pH entre 8 y 9.5.

Beneficios del agua alcalina

 

  • Reequilibra el pH corporal que se encuentra muchas veces alterado (ácido) por el actual estilo de vida (sedentarismo, mala alimentación, estrés, contaminación ambiental).
  • Otorga un efecto antioxidante por lo que ayuda a nuestras células a deshacerse fácilmente de los radicales libres.
  • Proporciona una mejor hidratación gracias al proceso de ionización que rompe los grupos de agua a un tamaño mucho más pequeño haciéndola mucho más absorbible para las células ya que atraviesan las membranas sin dificultad.
  • Ayuda a oxigenar las células.
  • Prevención de enfermedades (muchas veces relacionadas con el exceso de acidez y falta de oxígeno en nuestras células).

¿Cómo medir el PH?

 

Cuando recibas la jarra Alkanatur, encontrarás unas cintas reactivas con las cuales podrás medir el pH  de la orina y de la saliva junto a una escala de colores que corresponde a los distintos valores del pH.

Para realizar la medida del pH procura hacerlo en ayunas y durante dos o tres días seguidos para que puedas realizar la media del pH obtenido esos días.

Debes mojar la tira reactiva con saliva u orina por la parte de color. Espera unos 15 segundos para que haga efecto el reactivo  y compara el color obtenido con la escala al color que más se aproxime.

El valor de pH ideal en orina es de 6.5 y 7.25 y para la saliva entre 7 y 7.5.

¿Dudas o preguntas?

 

Por favor escríbenos a [email protected] y te responderemos a la brevedad posible.