fbpx

Oxidación celular es sinónimo de envejecimiento

Posiblemente ya has escuchado hablar de algunos de los beneficios que tienen los antioxidantes, que comer frutas y verduras ricas en antioxidantes frenan el proceso natural de envejecimiento, pero  ¿ sabes en que cantidades debes consumirlas?

Esto depende de varios factores : la edad, el lugar en el que vivimos, la alimentación, el estrés, enfermedades, cantidad de ejercicio que hagamos, malos hábitos ( fumar, consumir alcohol, etc).

La piel es un órgano depurativo de primer orden, al igual que nuestro sistema linfático, si ambos sistemas, que dependen a su vez de otros dos grandes filtros de nuestro organismo, hígado y riñones, no se limpian y depuran adecuadamente se acidifican y se oxidan rápidamente. Todos los médicos saben que las grandes enfermedades, problemas de piel ( dermatitis, eccemas, etc ) celulitis, vienen originados por este entorno acido, con poco oxigeno y pleno de radicales libres (oxidación).

A partir de los 35 años nuestra capacidad antioxidante natural empieza bajar a pasos agigantados, por esta razón necesitamos gran cantidad de antioxidantes externos para frenar el deterioro al que nos someten los radicales libres. Hay personas que cada año parece que envejecen a un nivel muy superior a su edad biológica…

La única manera de frenar este deterioro y prevenir muchos problemas de salud, además de este envejecimiento prematuro es aportar gran cantidad de antioxidantes, pero tendríamos que comer cientos de pastillas antioxidantes, o fruta y verdura en cantidades astronómicas para poder prevenirlo o frenarlo.

Portrait of pretty senior woman with bottle of water in gym

Algo tan sencillo como el agua que bebemos puede ayudarnos a solucionar este problema. Nuestro cuerpo esta compuesto del 70 % de agua, la calidad del agua que tomamos es fundamental para nuestra salud, el agua que bebemos puede oxidarnos y acidificarnos o al contrario, ser la mejor herramienta para alcalinizarnos y luchar contra los temidos radicales libres que tanto daño causan en nuestra salud y estética corporal.

En Alkanatur hemos desarrollado unos filtros que  van aportar al agua de nuestros grifos, además de un sabor excelente, un agua alcalina con una enorme capacidad antioxidante, todo ello debido a la patente que llevan en su interior, una bioceramica 100% natural desarrollada en colaboración con el prestigioso ICG (Instituto de Cerámica de Galicia) ubicado en el Campus Sur de la Universidad de Santiago de Compostela y cuya capacidad antioxidante se ha verificado con un estudio doble ciego llevado a cabo por la Catedrática Anunciación Lafuente de la Universidad de Vigo.

En solo 2 meses los indicadores del daño provocado por los radicales libres bajaron espectacularmente.

Puedes usar miles de cremas, hacerte operaciones estéticas, pero hasta que no corrijas los problemas de fondo, la oxidación y acidosis volverán y seguirán haciendo estragos en tu cuerpo.

A %d blogueros les gusta esto: